SERVICIO DE AUDITORIAS WEB EN BIZKAIA. PARTE I

SERVICIO DE AUDITORIAS WEB EN BIZKAIA. PARTE I

 

Tras realizar numerosas auditorías digitales, nos vemos en la necesidad de escribir sobre una serie de aspectos que nos estamos encontrando de forma generalizada en el mercado:

Muchas de las empresas que creen que disponen de una web en propiedad, realmente no la tienen, simplemente pueden subir o modificar varios aspectos en muchos casos, y en algunos menos aspectos de una web que se encuentra en una plantilla alquilada, por lo que nos encontramos que el cliente no puede cambiar libremente de proveedor llevandose su página, y con ella lo poco o mucho que haya logrado en términos de posicionamiento.

Muchas de las empresas creen que disponen de un dominio o nombre digital de la empresa, cuando esa propiedad no esta registrada a su nombre. solemos poner el caso de un matrimonio, que pone la casa a nombre de uno de los dos, aunque éticamente fuera de los dos, si hay problemas, ¿de quien es la casa legalmente?.

No basta con preguntar a tu proveedor, el dominio debe constar a nombre de la empresa o del propietario de la misma, nunca de tu proveedor digital, ya que no es necesario absolutamente para nada, pero podría complicar la situación del cliente ante un cambio de proveedor, o ante el descontento sobre los servicios prestados o coste de los mismo. Este problema se agrava, en el caso de que se use ese dominio para las direcciones de correo electrónico.

¿Como podemos comprobarlo?, no basta con preguntar a tu proveedor, en el 99% de los casos te contestaran que es tuyo, los que no tienen ninguna intención de tenerte atado, porque no ven ningún problema en cambiarlo de nombre cuando sea necesario, son tres minutos y cero eur de coste y los que lo usan como una herramienta de “amarrar al cliente” o de cobrar un sobre coste por ello, ¿porque iban a informarte de su estrategia y de los riegos que conlleva?. La mejor forma es comprobar que estamos pagando las facturas directamente al proveedor de dominios, así nos evitaremos cualquiera de las situaciones anteriores. Para que te hagas una idea, el coste de un dominio ronda entre los 10 eur y 25 eur/año, dependiendo de las ofertas.